¿Por qué contratar un fotógrafo profesional para el día de tu boda?

 

NUESTRA BODA OJO DE PEZ FOTOGRAFOS

 

Buenas tardes. Somos fotógrafos de boda desde hace más de 4 años y muchos son los que nos pedís presupuestos para el día de vuestra boda.

Como sabéis la figura del fotógrafo se introduce muchas veces en el mismo “saco” que otros profesionales de bodas en los que la tradición histórica ha castigado al comentario por antonomasia:

“¡Claro! Como les he dicho que es para mi boda, aumentan el presupuesto un 400%”

Amigos novios, os voy a dar la razón en el abuso de los presupuestos, siempre y cuando no contratéis a un fotógrafo profesional para vuestra boda. Es cierto que 1400, 1200, 1000 e incluso 600 € es demasiado dinero cuando estamos pagando a una sola persona por hacer una tarea puntual, un día sólo, sin esfuerzo… vaya, que se lo lleva limpio.

Es aquí donde también os tengo que seguir dando la razón, si decidís pagar ese dinero a una persona que se gana la vida con su trabajo cotidiano de Lunes a Viernes  en otro sector, donde realiza su función del modo más profesional. Tened en cuenta que los sábados y los domingos los usa para hacer las fotos de vuestra boda sin ningún tipo de garantía ni seguridad legal hacia vosotros., lo que en castellano clásico se llama “llevárselo muerto”.  En este punto he de decir que la crisis nos ha ayudado a todos a bajar los precios, por lo que ¡tranquilos! El pirata que hace tres años os cobraba 600 € por vuestra boda ahora os va a cobrar 300 €. Algo es algo. Nosotros también hemos bajado los precios! no dejéis de preguntarnos!

Volviendo al asunto de origen, la duda de todo novio o novia de este país es el mismo:

¿Por qué pedimos presupuestos y todos rondan los 1.000-2.000 € para el reportaje fotográfico de nuestra boda?

La respuesta es muy fácil, cualquier empresa que así sea y se haga llamar como tal tiene unos altos porcentajes ocultos de gastos tales como impuestos, salarios, alquileres, seguros, amortizaciones, beneficios (Sí! Beneficios, porque somos una empresa y queremos vivir de ello).

Es por poner un ejemplo, que un equipo en condiciones: una cámara buena, un buen flash, objetivo y otros accesorios, sin pestañear se puede subir a los 6.000 €, no esta mal, dado que eso supone un qué? un 3% de los gastos de nuestras empresas dedicados a “amortización”.

También alabemos a nuestras cámaras!! ¡Dediquemos un minuto de silencio a nuestras cámaras profesionales! La gran diferencia entre un buen fotógrafo y uno no tan bueno! Sí! Amigos! La cámara es algo más de lo que otros quieren decir! “Yo con una cámara mala hago mejores fotos” “Hago mejores fotos hasta que estoy en una Iglesia con poca luz, con unos novios que se mueven mucho y la sensibilidad de mi cámara (ISO) “Me hace un grano como el de pelotas de golf”.

Amigos, está mal que nosotros lo digamos, pero si queremos algo bueno, hay que pagarlo, no por caché, ni si quiera por la seguridad que se tiene por descontado, si no por estas serie de comentarios que escuchamos tomando unas cañas con nuestros amigos casados hablando de sus “Fabulosas” fotos de boda:

– Las fotos no están mal y el álbum quedó chulo pero… tardaron un año en darnos el álbum y unas 200 llamadas después.

– Las fotos las veo un poco sosas, vamos, que parece su primera boda (A lo mejor es la quinta, no nos pasemos, además todo el mundo tiene que aprender! Pero si no es en nuestra boda… mejor ¿Verdad?).

– El fotógrafo muy majo pero le faltaron: las fotos de los anillos, de mi madre… (Novias de este país!!!!! DOS FOTÓGRAFOS SIEMPRE!!)

– Las fotos estaban oscuras, en tamaño pequeño, tenían mucho ruido (Palabra demasiado técnica eh!) ¿Alguien ha dicho ya que para hacer buenas fotos hay que tener buena cámara?

– …Coloque aquí su comentario sobre el día de su boda…

Por cierto, si habéis aguantado leer hasta aquí, comentaros… todo esto son opiniones del autor, ¡¡podríamos estar equivocados!!

El resumen, aunque a veces es más que sabido, lo barato sale caro. Amigos, no digo que os gastéis el dinero que no tengáis pero conoced bien a los fotógrafos, ver nuestros trabajos y valorar la seguridad que os damos en sus explicaciones, comparad y no os centréis en el lado económico sino en las vibraciones que os demos.

Víctor L. Hernández. Ojo de Pez Fotógrafos